Lúnes -Viernes 6.00 – 20.00 (GMT+3)

29 July 2019

¿Cómo prevenir el robo de la carga en el transporte?

Según el informe del Ministerio de Transporte, a lo largo del año 2018, se transportaban 7,582 millones de toneladas de carga. La proporción del transporte por carretera constiuye 66,5%. Pero el transporte motorizado deja ser más vulnerable al robo. Las empresas pierden millones a causa de este. A menudo roban lo que se vende rápidamente: electrónica, materiales de construcción, medicamentos.

En este artículo vamos a revisar los tipos más comunes del robo de carga, definimos quién está en la zona de riesgo y cómo se puede proteger su carga.

En contraste con el transporte ferroviario, el conductor de camión es más vulnerable debido al hecho de que la velocidad baja considerablemente durante los escalados, necesita hacer las paradas para repostar el combustible o descansar. Este facilita las cosas para los ladrones. Los riesgos se aumentan progresivamente si faltan los medios de la protección que previenen el acceso no autorizado en la cabina del conductor o a la carga.

Además señalamos a la atención el hecho de que los tipos de remolques difieren en el material de la caja. En la mayoría de los casos se usan los camiones con remolques de dos tipos: isotérmicos y lonas deslizantes. Es bastante difícil desgarrar o dañar el lado de remolque frigorífico, mientras que el material de lonas deslizantes se puede romper facilmente y penetrar adentro. La cortina en los ojales y falta de la puerta en la parte trasera del remolque facilitan el acceso no autorizado a la carga.

Vulnerabilidad de las lonas deslizantes

Lonas deslizantes son bastante frágiles. En efecto el tejido protege la carga de la lluvia o la nieve, pero no protege contra el robo. Es más fácil de acceder tal remolque en estacionamiento así que en movimiento.

En Alemania, los delincuentes vaciaron el remolque a la velocidad de 120 km/h en la autopista. El conductor no vio nada, ya que había otro automóvil que realizó maniobras de desvío y bloqueó la vista desde los retrovisores. Así cubrió sus compañeros.

En esta situación, los instrumentos de bloqueo y de sellado que se instalan en cada camión no garantizan la protección absoluta. Ellos sirven solo para calmar al remitente y transportista de que el conductor no roba bienes. Sin embargo, para "los bandoleros de carretera" penetrar en este tipo de remolque no es muy difícil. En consecuencia, los transportistas tienen que tomar precauciones adicionales.

Una solución adecuada es instalar un sensor de cambio de peso en la parte inferior del remolque y conectarlo al terminal de monitoreo satelital. Si el dispositivo registra el cambio de peso (desde 60 kg), envía la señal al conductor y al despachador. El sistema de los sensores debe ser introducida en toda el área, ya que se puede penetrar en el remolque desde la parte posterior así que desde los lados. Cuando el sensor se activa, el despachador ve la información en el software y el conductor recibe la notificación continua de que los ladros estan intentando entrar en la remolque. En este caso el conductor puede reagir rápidamente y evitar el robo.

Además, se puede juntar la cámara a los sensores de peso y ajustar la toma de foto cuando el peso cambia. Así, el despachador recibirá las imágenes y podrá ver lo que pasa en la parte posterior.

La protección de los remolques isotérmicos

Los remolques isotérmicos o sea los "frigoríficos" pueden mantener una cierta temperatura en el interior debido a las paredes aislantes y la alta estanqueidad. Para esto no se requiere equipo especial. Por lo tanto, los remolques isotérmicos tienen el peso relativamente bajo. Es difícil de romper el lado del frigorífico con las herramientas de mano. No obstante el robo de carga de los remolques de este tipo es muy popular. La mayoría de los ladrones penetran adentro a través de la puerta. Derriban los sellos y rompen los mecanismos de bloqueo.

Para garantizar la seguridad de la carga en el remolque isotérmico es suficiente instalar los sensores de la posición de puerta, analógico o digital en el porche. Los sensores inductivos de la posición de la puerta convienen bien para este motivo. El funcionamiento se basa al cambio del campo magnético generado por la interacción del material metálico o magnético.

La solución más económica es el uso de los detectores magnéticos de contacto (DMC). Entonces un frasco se conecta con dos contactos a la puerta del remolque y un magneto se coloca al puerto debajo del techo. Cuando abren las puertas el elemento sensible abandona el campo magnético y sus contactos se abren o se cierran (según la configuración) y una señal se envía al terminal. En el caso de que se dispare el sensor, se envía inmediatamente la notificación al despachador sobre el intento de ingresar en el remolque. Además se registran las coordenadas exactas del camión, la velocidad y el tiempo. El conductor está informado sobre lo que pasa. Con el algoritmo especial, puede personalizar las instrucciones de voz para el conductor.

Debido a la diferencia en la construcción, es necesario utilizar varios medios técnicos para la protección. Se puede proteger los remolques lonas deslizantes con los sensores de peso y los remolques isotérmicos con los sensores de posición de las puertas magnéticas.

Pero los sensores son solo una parte de este circuito, ya que para el funcionamiento correcto es necesario instalar el terminal. Analizará las lecturas de los sensores y identificará la situación peligrosa. Se puede programarlo para informar al conductor y al despachador sobre la penetración inconsistente en el remolque. Para este los terminales Base Block y Galileosky 7 convienen perfectamente. Se interconectan con varios sensores y tienen el número suficiente de las entradas y salidas, por lo que es fácil realizar el funcionamiento completo del sensor y terminal.

En el caso de emergencia, puede desarollar su sistema de acciones y prescribir diferentes escenarios de lo que pasa. Para hacer este, se utiliza la tecnología de programación Easy Logic, que le permite facilitar significativamente la implementación de los sistemas de monitoreo de transporte.

El sistema Easy Logic le permite implementar rápidamente sus propios algoritmos. Por ejemplo, en el caso de abrir la puerta, puede especificar los siguientes algoritmos de acción:

  • activar la alarma en la cabina;
  • enviar la información al servidor con los datos sobre la ubicación y la hora del incidente;
  • tomar la foto cuando el peso cambia

Es fácil configurar un algoritmo de acciones con el sistema Easy Logic. La salida de cadenas y condiciones lógicas se presenta en la forma del diagrama de bloques, que es fácil de administrar desde la computadora personal.

Como resultado, la introducción de dicho sistema en los vehículos le permitirá mantener su reputación del transportista confiable, evitar el robo de carga, ahorrar en las multas y no perder mucho tiempo en los procedimientos.